Publicado: 22 marzo, 2018
Edicion:



  • Café solo

    Si quieres leer una historia divertida y original a más no poder, Café solo es sin duda una gran opción. Desde el comienzo la historia es intensa, pero en cuanto empieza a desarrollarse, comenzamos a notar que nada es lo que parece.

    En una cornisa de una estructura en un conocido barrio de Buenos Aires, un par de jóvenes están por saltar al vacío, seguramente porque sus padres no les dejan vivir su amor. Es lo que todos asumen porque es lo que parece.

     Andrea Ferrari empieza a desenvolver una historia de lo más divertida y nos muestra testimonios recogidos por una periodista de sucesos, que se lanza a aclarar el tema de los chicos a punto de suicidarse.

    Con cada testimonio, la periodista y desde luego, los lectores, quedarán más extrañados ¿querían o no suicidarse los chicos?

    Desde luego, nadie podrá entrar en la mente del chico y la chica, pues quedaría todo resuelto de inmediato. La emoción de la historia es mantenernos en la mente de la periodista e ir investigando junto a ello con los datos que iremos leyendo en este interesante relato.

    Café solo Andrea Ferrari

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *