Publicado: 7 abril, 2018
Edicion:



  • El Vagabundo que se creía Sherlock

    Un vagabundo de Sevilla, conocido como Pedro Guasón y cuya gracia es Pedro Gómez, un buen día desarrolla la creencia, no, la absoluta certeza de que es nada menos que el extraordinario detective Sherlock Holmes y a partir de ahí, vive su vida deduciendo cosas con un ingenio que en realidad no tiene nada que envidiarle a aquel famoso detective.

    El vagabundo que se creía Sherlock se altera cuando se entera de que uno de sus principales benefactores ha sido asesinado, aunque la policía ya está en el caso, decide que no piensa dejar que el criminal se salga con la suya y se prepara para resolver este importante caso.

    La narrativa de Felipe Santa Cruz, evidentemente ducho en el tema de la novela negra, nos brinda elementos reales, pistas y deducciones muy inteligentes por parte del curioso vagabundo, pero también situaciones de lo más divertidas que no dejan de desarrollarse durante todo el libro, como el hecho de que el Sherlock vagabundo tiene como ayudante a un sacerdote pobre, quien le asiste por brindar una mano al hombre pero que Sherlock lo tiene por su conocido ayudante Watson.

    El Vagabundo que se creía Sherlock Felipe Santa Cruz

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *