Publicado: 19 marzo, 2018
Edicion:



  • Hijo de Satanás

    Si aún no conoces la literatura de Charles Bukowski, es altamente recomendable iniciar la lectura con este libro, el viejo indecente, con una prosa que parece emerger de los lugares más oscuros de las alcantarillas, siempre es alguien a quien no conviene acercarse demasiado rápido.

    Hijo de Satanás nos presenta las historias como vive Bukowski, siempre tan transparente como que mientras pensaba en sus ganas de tomarse un buen vino, follar y dormir, eso mismo hacían sus personajes.

    Así conocemos a Harry, alguien que nos suena por supuesto a Bukowski, el tipo puede tomarse toda la cerveza del mundo pero no podría comprarla, por eso se pasea a través de su mirada por el bar y nos explica, a través de la narrativa de Bukowski, algunas normas elementales del complejo arte de conseguir que te brinden una cerveza en un bar.

    Mientras su cerveza se acaba (aunque jamás lo hará por lo menos hasta tener quien le invite otra), Harry piensa en mostrarse sediento, es una de las claves para que otros te inviten, que sientan que te están auxiliando en un momento muy urgido de tu vida, casi como un salvamento humanitario. Analiza la vida o lo que considera debe ser la vida de cada uno de los sujetos del bar y nos lleva por un paseo en una mente oscura y llena de mundo, de vida, tan cruda como es.

    Hijo de Satanás Charles Bukowski

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *