Publicado: 16 marzo, 2018
Edicion:
Autor:



  • La Estrella Prohibida

    Porque los amores desde niños existen, María Border nos trae la historia de Yago y Bárbara, quienes desde muy chicos tuvieron uno de esos romances de niños, con el agregado de que, al ir creciendo e ir experimentado ciertos cambios, comenzaron a sentir la tensión sexual que aún no entendían.

    Con el tiempo, esa tensión sexual tomó una forma relativamente más madura y fue cuando ambos supieron que querían estar el uno junto al otro para toda la vida… o al menos así parecía al comienzo.

    Bárbara se empieza a hacer preguntas sobre Yago, trata de explicar lo que siente y lo mucho que lo piensa en otros términos que no sean los del amor eterno y compartir la vida a su lado, pero cada vez se sienta más desesperada por sentir sus calurosos abrazos consolándola, su cariño a ella le parece algo más, pero tiene miedo de que él sea la estrella prohibida que nunca alcanzará y que quizás incluso le aleje más si se equivoca al querer algo más que una amistad.

    Pero Yago también siente algo intenso en su interior por ella, con la diferencia de que el piensa en romper el hielo directamente con el elemento erótico.

     

    La Estrella Prohibida María Border

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *