Publicado: 3 abril, 2018
Edicion:



  • La Mujer Loca

    Julia es una joven aparentemente de lo más normal, pero alguien empezará a indagar y hacer preguntas sobre su vida cuando, por coincidencia, sus caminos se crucen. Juan José Millás logra meterse en la historia de una manera ingeniosa pues Julia vive en casa de Emérita y Serafín y la pobre mujer sufre de una enfermedad incurable en estado terminal. Quien nos narra en el libro es un periodista de apellido Millás, quien acude a la casa por un trabajo especial que está preparando sobre la eutanasia.

    El periodista pronto se da cuenta de que Julia no es precisamente normal, la chica puede reproducir diálogos ajenos con una actitud pasmosa, de hecho, suele hacerlo de repente, sorprendiendo así a todo el que esté cerca, que seguramente tomará su actitud como especies de monólogos encadenados. Todo esto lleva a Millás a ir enfocándose cada vez más en la mujer loca y menos en la eutanasia aunque al final, como ocurre en las buenas historias, todo está encadenado de una u otra forma.

    En el análisis de Millás que se nos presenta en la narración, pronto nos encontraremos extraviados entre lo real y lo imaginario, Emérita cede al hombre un revólver y le cuenta una historia sobre el mismo que termina enredando más las cosas… sin duda un libro como pocos que merece ser siempre recomendado.

    La Mujer Loca Juan Jose Millás 

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *