Publicado: 30 marzo, 2018
Edicion:



  • No te lo vas a creer

    Las locas aventuras de Emma Corrigan son para partirse de la risa. La sucesión de eventos que se desató a partir de cierta reunión de trabajo en Glasgow alterará su vida diaria y de qué manera.

    Sophie Kinsella ya nos tiene acostumbrados a historias alocadas, pero esta vez conoceremos a esta mujer que, algo estresada luego de la reunión, decide tomarse unos cuantos tragos de Vodka. Entre el efecto del vodka y lo movido del viaje en el que el avión a cada rato parece que caerá, las cosas a bordo se ponen de lo más interesantes.

    Algunos pasajeros gritan pidiendo ayuda, otros rezan, más de uno suelta algunas barbaridades recordando la madre de piloto y copiloto, pero a Emma le da por contar prácticamente todo, TODO,  de su vida.

    Como si se estuviese confesando a punto de morir, la mujer empieza a hablar de cuando perdió la virginidad, como ocurrió y con quién, ciertas notas escolares que falsificó en su curriculum, los problemas que han ocurrido en su familia. Va hablando de todo con el caballero del asiento del lado como único testigo. Él, muy callado, solo le escucha.

    El asunto está en que Emma regresa a Londres y lo último que esperaba era encontrar a aquel caballero en semejante circunstancia. Pero no se puede contar mucho más, toca leer el libro y al saber las circunstancias del encuentro, no te lo vas a creer. 

    No te lo vas a creer libro de Sophie Kinsella

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *